viernes, 13 de enero de 2012

EVALUACIÓN DE LA PRIMERA SEMANA

Ya ha pasado la primera semana de trabajo ¡bien!, después de nuestras vacaciones.

La hemos llevado bastante bien, después de dos semanicas de disfrutar al 100% de la familia, hemos notado bastante la separación, pero nos ha costado menos de los que pensábamos.

El primer día Ernesto siguió durmiendo junto a papi y cuando se despertó comenzó a decir: mamá, mamá, y papá le explicó que estaba trabajando, que estaba en el cole con los niños, que pasarían la mañana juntos (fueron a comprar, de paseo por la playa y hasta vieron como talaban las palmeras ¡le encantó!) y después que recogerían a mamá, anda que no da alegría verlos al salir de trabajar esperándome en la puerta!!!!!!!
Por la tarde fue un poquito peor, ya que es la tarde que me toca ir también al colegio y él se esperaba despertar de su siesta y verme, ahí se enfadó un poquito, pero con papá tranquilizándole su malestar pasó pronto.

Es segundo día, el martes, como sabía ya lo que había, a las 8 y cinco con los ojos como platos, se enfadó mucho cuando me fui de la habitación, pero se quedó con papá y en diez minutos otra vez dormidito ¡hasta las 11!
Menos mal que papá está ahí para hacer más llevadera la separación. Estamos muy contentos con nuestra elección, de que papá se quede con él por las mañanas, nos estamos organizando la mar de bien.
Y por la tarde fue genial, no nos separamos, ya no tengo más tardes que trabajar, fuimos a comprar y luego a jugar y a disfrutar de mamá.

Ya el tercer día fue normal, despertándose bien con papá y disfrutando de mañana de paseo hasta la recogida de mamá y por la tarde disfrutando los tres juntitos.

El jueves, notó que me iba se enfadó pero en un minutico otra vez sopa en brazos de papi, menos mal, porque me sabe muy mal estar arreglándome y oírlo. Luego la mañana le fue genial, unos paseitos por la playica y a ver a los abuelos que venían de visita y a mi nano le encanta ver a su yaya, cómo juega con ella!!!  Y por la tarde a jugar en casita y luego un paseico por el pueblo.

Y por fin llegó el último día de la semana el viernes, que no estuvo nada mal y Ernesto se despertó a las 11 menos 5, anda que vaya lirón tenemos en casa!!!!! Un ratito en la biblio con papá y a jugar al parque con las piedras y a las dos al cole de mamá para alegría mía (cada vez que vienen a recogerme me mejoran el día, tengo dos maromos soletes).

Y la tarde del viernes genial siestecita hasta las 7 y después paseito y juegos en casica y ¡¡¡a la cama!!! que mañana nos espera un día de campo por el Garruchal con nuestro primo postizo, así que a dormir y coger fuerzas.

2 comentarios:

  1. Ánimo en la vuelta al trabajo! La separación es dura pero tienes la suerte de que se queda con papi, qué bien lo lleváis! Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Inma, la verdad es que la situación está bastante bien, pero yo estaría encantada en mi casa con mi nano jajja como tantas! Saludos playeros

    ResponderEliminar