martes, 17 de enero de 2012

¡CÓMO COMO SOLITO!

Las frases que más decimos últimamente el papá de Ernesto y yo es: madre mia que mayor está, ¿por qué pasa tan rápido el tiempo?, este nano ya está gigante (y no por alto).
Porque las frases: ¡pero que niño más rebonico!, ¡pero cómo pudiste salir tan precioso leche!!! siempre las hemos dicho.

Y la verdad es que se nos pasa el tiempo demasiado rápido, se nos escapa entre las manos y eso que lo disfrutamos al 100%, pero este niño cada vez es más autónomo y más independiente, es lógico ¡lo se! pero no puedo evitar el sorprenderme y pienso que me gustaría relentizar el tiempo.

Erenesto desde que comenzó a comer lo hacía solo, primero con trocitos y sus deditos y luego con cuchara (nosotros se la llenábamos y con ayuda se la llevaba a la boca), después vino el tenedor, es más fácil para comer él solito, pincha y come sin dificultad. Pero desde hace unos mesecitos está hecho un hacha con la cuchara. Además tiene unas tantas de plástico del Ikea (que no tiene nadie con niños en su casa ¿verdad?) pero a él le gustan las de metal, como la de mamá y papá, ¡lógico!



Todos juntitos sentados en la mesa y Ernesto come con nosotros desde siempre, pero en su trona, está más cómodo. Aunque a veces come en el regazo de mami o de papi que también da mucho gusto comer así o incluso de pie en alguna de las cenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario